8 Razones para cuidar el pelo de tu perro Labrador

0 comentarios

Cuando se tiene un perro como mascota es obligatorio velar por su salud integral, lo que implica conocer las características de su raza para poder satisfacer sus necesidades y brindar los cuidados que efectivamente requiere.

En este artículo, te enseñaremos como cuidar el pelo de tu Labrador, pero si vives en Granada, estás de enhorabuena, porque en Valodú, podemos cuidar de su pelaje directamente en nuestra Peluquería Canina.

Uno de esos casos es el del labrador, cuyo pelaje por ser corto, genera erradas creencias que es de fácil higiene. Por ello, te damos las principales razones por las que debes cuidar del pelo del labrador.

Cómo es el pelaje
En cuanto a sus características, el pelaje de este can se distingue por ser corto, muy grueso y liso, además de ser muy agradable al tacto. Lo que lo hace aún más distintivo es su doble capa, siendo suave en el interior y duro en el exterior. Hay de colores negro, chocolate o dorado.

Al ser un manto doble, resulta impermeable, permitiéndole estar tanto en climas fríos como cálidos. Las glándulas sebáceas que posee esta raza, encargadas de producir sebo, actúan como agentes protectores y a su vez le brindan brillo y más fuerza. 

Pérdida de pelo del Labrador
Este perro al igual sorpresivamente pierde mucho pelo. Es un claro ejemplo de que los perros de pelo corto pueden soltar hebras de manera habitual. En este sentido, cambiar el pelaje es uno de los procesos comunes y naturalmente necesarios para garantizar un manto refrescante, fuerte y protector de los elementos climáticos, durante las distintas estaciones. 

Sin embargo, esto puede ocurrir a mayor volumen si no se le brinda la higiene adecuada, lo que hace que se acumule gran cantidad de pelo, salvo que exista una situación médica que deba detectarse.

Lo primero es evaluar su comportamiento y palpar todas las zonas del cuerpo para constatar que no hay ninguna razón fuera de lo normal. Una técnica bastante efectiva para revisar la piel y evidenciar que no existan descamaciones, irritaciones o sequedad, es halando sutilmente el pelaje en contrapelo, dejando la piel expuesta.

En cualquier caso, la excesiva caída puede ser considerablemente mínima o nada problemática si se toman las medidas preventivas adecuadas. Lo ideal es acudir al médico veterinario si existe alguna sospecha de anormalidad.

Razones para cuidar el pelo
Es cierto que el pelo del labrador tiene una gran ventaja, pues al ser corto no se presentan inconvenientes con los nudos, ni extensos cepillados o continuas visitas a la peluquería para un corte.

Sin embargo, existen ciertas razones por las que se debe cuidar su pelaje correctamente, entre ellas tenemos:

Salud
Gran parte de la salud de los perros depende de su pelaje, y esta raza no es la excepción por tenerlo corto.

En este caso existen numerosos motivos que pueden afectar su pelo o su piel, que pueden provenir por alguna situación médica que deba atenderse a tiempo, como estrés, piel seca, alergias, mala alimentación, entre otras. Por lo que es recomendable realizar el debido y oportuno cuidado, y en caso de que ello continúe, se debe acudir inmediatamente al veterinario.

Evitar acumulación de pelos
Cuando no se cepilla constantemente, o si en definitiva existe una deficiencia en la higiene, se acumularán hebras muertas en todas las áreas de la casa, lo cual se puede tornar desagradable higiénicamente. Además, tanto pelaje amontonado hace más difícil el baño.

Rutina de higiene
Es importante mantener una continua y adecuada rutina de higiene, pues el pelo del labrador, al tener esas particulares características hace que se generen malos olores y se acumule suciedad.

Hidratación
El pelaje para esta raza de perro también requiere de unos productos que le aporten brillo y suavidad. Al ser tan denso su manto exterior requiere de la adecuada hidratación.

Prevención
Ejecutar los cuidados de manera rutinaria ayudará a palpar posiblemente alguna anomalía en la piel del labrador. En casa podemos examinar con el baño y el cepillado si existen protuberancias, heridas o incomodidad en alguna zona del cuerpo.

Belleza
Sin dudas, manteniendo la debida higiene, utilizando los productos propios para su tipo de pelaje y con las revisiones médicas necesarias, tendrá un pelo saludable, brillante y sedoso.

Crear vínculos
Al dedicarle tiempo a nuestra mascota para su cuidado, también creamos momentos placenteros con ellos y hasta de juegos, aumenta el vínculo de cariño, fortaleciendo la confianza y seguridad para ambos.

Cómo cuidar el pelo
Una vez que conoces las razones para cuidar el pelo, es importante saber cómo hacerlo. Lo más importante que debe hacerse es:

Buena alimentación
Una buena alimentación es el inicio del mejor cuidado para el perro. Tanto la calidad como la cantidad son importantes para que se sienta enérgico y saludable. Éste debe ser acorde con la edad y peso. 

Baño frecuente
Bañarlos constantemente es lo inicialmente básico para que gocen de un pelaje saludable, fuerte, sedoso y brillante. Es recomendable preguntarle al veterinario las veces que se requieran para no incurrir en el exceso y crear el ambiente para la reproducción de hongos, además de que puede perder sus aceites hidratantes y protectores naturales, haciendo opaco su pelo.

Se debe aplicar al menos champú y acondicionador, preferiblemente usar una manopla para asegurar su limpieza, y al final se debe secar muy bien, de ser posible con toalla y secador.

Existen zonas que tienden a ensuciarse con más frecuencia, como las patas, oídos, axilas; en esos casos se puede hacer una limpieza específica con un champú seco, o toallas húmedas.

Cepillado
El cepillado es la rutina que no debe faltar, al menos tres veces por semana. Es tan importante como la alimentación y el baño, por los beneficios que le brinda al pelo del labrador. Incluso, si se hace en el tiempo estipulado, el baño no sería tan largo y frecuente.

Es recomendable hacerlo durante cinco minutos como mínimo, así ayudará a eliminar el pelo con más rapidez, favoreciendo la muda del pelaje.

Un equipo esencial para ello es el cepillo de cerdas de alambre, peine de dientes estrechos y otro de dientes anchos, un rastrillo para pelo corto y además de una lámina antiderrames. Usando cuidadosamente el correcto en la zona de los ojos y oídos.

Se sugiere comenzar con el rastrillo para remover las hebras muertas, luego cepillar en sentido del crecimiento del pelo. Con el cepillo de cerdas de alambre se debe frotar las áreas de la boca y ojos. Usar el peine de dientes anchos y finalmente el peine de dientes estrechos.